20 mayo 2011

Proyecto de Ley Nacional de Bibliotecas Escolares y Unidades de Información



Proyecto de Ley Nacional de Bibliotecas Escolares y Unidades de información
Democracia y bibliotecas, van de la mano.
El pasado miércoles 18 de mayo se realizó el Séptimo Encuentro de Referentes del Programa BERA, organizado por la Biblioteca Nacional de Maestros del Ministerio de Educación. Por la mañana, se realizó la reunión anual de los representantes jurisdiccionales de las redes de bibliotecas escolares federales, también se dio lectura y se discutió el proyecto de Ley Nacional de Bibliotecas Escolares y Unidades de información, en el marco de la Ley Nacional de Educación (2006)
Por la tarde, en el Senado de la Nación Argentina, en la sala Arturio Illia se presentó este proyecto de Ley que propone la conformación de un sistema de bibliotecas escolares y que incluya además a otras unidades de información como los centros de documentación de información educativa, archivos y museos de escuelas, las bibliotecas pedagógicas y otras unidades que articulan acciones de gestión de la información y el conocimiento en el sistema educativo nacional, abarcando en este caso los cuatro niveles que menciona la Ley Nacional de Educación y sus diferentes modalidades.
Se trabajo en grupos, integrados por especialistas de todo el país, leyendo, analizando y discutiendo los articulados del proyecto, con el fin de realizar aportes y sugerir correcciones al texto. Así, por ejemplo, surgieron –entre muchas y ricas propuestas- las siguientes:
· Modificar el texto por “Sistema Nacional de bibliotecas escolares y unidades de información educativas”
· Considerar no sólo la diversidad sociocultural, sino también la plurilingüe
· Sostener firmemente la necesidad que el personal a cargo sea titulado en las competencias pertinentes, así como promover la profesionalización de los idóneos (teniendo en cuenta que en muchas provincias de nuestro país no existe carreras de bibliotecología, museología y/o archívistica).
El proyecto, entre sus objetivos propone “establecer y asegurar” la ejecución de políticas públicas en relación a la “gestión de información y el conocimiento” e integrar todos los sistemas (como bibliotecas escolares, archivos escolares, museos de escuelas) a una red informática que permita el intercambio entre las diferentes unidades que la integran. Además, plantea que el Poder Ejecutivo Nacional determine las partidas presupuestarias necesarias para su cumplimiento, lo que garantizará que sea federal y representativa en tanto cuente con fondos que garanticen su implementación.
Esta Ley resulta un paso muy importante, ya que la poca y antigüa legislación existente sobre unidades de información y bibliotecas escolares particularmente, encuentra una posibilidad concreta de actualización y por sobre todo su jerarquización y reconocimiento como espacios imprescindibles para asegurar el acceso a la información universal y equitativa. En cuanto a los usuarios, propicia su formación no sólo como usuario y lector en diversos soportes, sino además como ciudadano, autónomo y participativo, asegurando su inclusión desde los primeros años, su acceso a la información, lectura y Ntics. Y también, toma en cuenta a los trabajadores de la información, promoviendo su reconocimiento profesional, así como la necesidad de actualización, trabajo cooperativo y en redes pero básicamente, visibilizando la responsabilidad de nuestra tarea en la democratización de la información.
Hacia el final de la jornada, el Senador Filmus, quien la presentará a la Comisión de Educación de la Cámara alta, agradeció la participación y el trabajo de los asistentes y entre otras cosas dijo: “Que tengamos bibliotecas no garantiza el acceso a ellas y esta ley viene a garantizar el acceso”
Por todo lo que este proyecto de Ley contempla, promueve y significa –en el presente y a futuro- es importante apoyarla, conocerla y difundirla. Y porque además, nos involucra a todos y a todas como ciudadanos, trabajadores y usuarios.